Sentir y Gustar Internamente (2015)

Experiencias de Cevequianas y Cevequianos en el 2015.

12573024_10208589711802817_2900191625866972381_nIgnacio Samur.  Yo entre queriendo buscar, más que una amistad, un momento para poder hablar de lo que la vida te enseña, de lo que uno puede decir en pocas palabras. Por vez primera siento que aparte de una amistad, estoy creando una familia, la familia que aunque pueda estar separada por distancias, siempre se va a juntar a ayudarte y guiarte, te va a aconsejar en los nuevos procesos que vas viviendo como persona. Yo pienso, que la amistad, va más allá de solo conocerse, tienes que cultivarla, al igual que tu fe en Dios, e instancias como estas, te ayudan a sembrarla.”

 

María de los Ángeles González. “Soy cevequiana desde II medio y en el momento de12030273_10207007016149766_9084755411431099349_o
elegir dónde y qué estudiar la CVX fue un factor (…) No me equivoque, ya que desde el primer momento en que entre a la CVXj sentí ese cariño, preocupación, ese sello tan característico y que no en todas las personas se encuentra. La vida en comunidad durante este año fue muy bonita, a pesar de tener horarios diferentes, siempre existieron las ganas y la disposición para juntarnos. Estoy muy agradecida por todo lo que ha significado la CVX para mí, la unión, cariño, confianza, seguir con la compañía de Dios en una etapa donde no todos comparten los mismos ideales, y que siempre habrá alguien para ayudarme si tengo un problema, o compartir las alegrías.

8790_10208001080007270_6933970112352974807_nDaniela Ruiz. “Nunca he sido una persona constante. No obstante, la CVX adquirió un significado de reencuentro y renovación, como unos votos o una promesa implícita. En esta etapa, una es considerada “adulta” por lo que no te exigen, sino que, es tu compromiso el mantener tu fe y ser una llama para tus hermanos. Aunque es difícil no dejarse llevar por la falta de tiempo y las complicaciones del día a día (…) uno está constantemente renovándose y renaciendo. Así, no importa cuántas pruebas, trabajos, falta de tiempo, y cuanto me ausente, siempre habrá alguien esperando por un reencuentro.”

Marcos Salazar. “Este año junto a mi comunidad nos conocimos más en la fe y en lo12512256_10208879062556854_4365779754139118970_n personal, afiatando más la relación entre nosotros y consolidándonos más que un grupo
de amigos como una pequeña familia
(…) En lo personal este año asumí un cargo en el Consejo, siendo en un principio un desafío para mí, pero que después lo supe llevar de buena manera organizando bien mis tiempos y poniendo ante Dios mis ganas y voluntad de dar lo mejor de mí. Estar en el Consejo fue una buena experiencia de compromiso y servicio, en la que se trabajó con el objetivo en común de mantener viva y organizada a nuestra CVX Valdivia, poniendo a disposición nuestros talentos y capacidades que Dios nos brinda.

Anuncios